Desmontando Mitos sobre Blogger

16.7.17

Blogging

Antes de cazar esos mitos que algunos se empeñan en propagar para atraer clientela, te contaré un poco de mi historia en esto del blogging y puedas entender mejor mis puntos de vistas...


Historia de una mamá bloguera.

Comencé en septiembre 2012, en un espacio que nació como un medio terapéutico por mi recién maternidad pues no finalizó como hubiera soñado.

Recuerdo que fue una noche, luego de dormir al peque en su segundo día de estar en casa, luego de pasar 14 en la sala de cuidados, cuando me decidí a crear mi propio blog e investigué tanto de WP.com como de Blogger, escogiendo el último porque no me gustó que a medida que creciera mi blog debería ir aumentando los costos de mantenerlo en la primera opción.

Fue un año donde escribí mucho y de manera muy personal. No usaba dominio propio, y la plantilla era una de las clásicas con modificaciones básicas, gracias a tutoriales como los de Blanca Balzola, Ciudad Blogger y Miss Lavanda.

Pero, en ese tiempo me topé con un post 'apocalíptico' de cierto ciudadano del mundo 2.0 donde afirmaba (y afirma, ya que lo mantiene vigente con actualizaciones constantes aunque el contenido es básicamente el mismo desde 2013) que Blogger en cualquier momento cerraría, que todo lo perdería y que mi única opción de poseer mi propio contenido era en un servidor y WP.org


¿Te imaginas cómo suena esto para una madre cuya principal razón de escribir era dar a su hijo una visión de su vida según la perspectiva de mamá en el momento mismo que se realizaron sus hitos?


Como dije, fue apocalíptico y como describe el autor del post, como poco, quedé asustada. Ya el mencionado post tenía su par de meses rondando y muchos comentarios avalando que 'si quieres llevar tu blog más allá, con Blogger no es posible'.



En fin, que desbocada como soy y con la sensación de haber errado todo el tiempo al escoger Blogger, localicé un hosting latino de NeoTheknología por el que pagué el año adelantado e incluía dominio.

La instalación de todo fue por mi cuenta, aunque me dieron guía paso a paso mediante su servicio de soporte y en contadas ocasiones debí darles acceso. Comencé la migración, y comenzaron los dolores de cabeza.

Entre la migración de contenido, las constantes caídas de mi blog (algo que jamás pasó en Blogger) a pesar de contratar el pack más caro que me ofrecieron, la edición más sofisticada del tema, la necesidad de instalar plugins a diestra y siniestra, algunos para funciones que ya Blogger poseía sin necesidad de agregar código, y toparme con el fiasco de que cuando ya más o menos tenía controlado el tema, llega una nueva actualización de CMS con la cuál algunos plugins dejaron de funcionar afectando mi sitio y su seguridad (hackeos a la orden del día en Wordpress).

Fue tanto, en tan poco tiempo, que la frecuencia con que escribía había disminuido pues pasaba más tiempo intentando solucionar y entender que disfrutando del escribir e incluso llegué a desistir del blogging, al menos de la manera en que me lo querían vender, con sus enlaces de afiliados de por medio.

Hasta una mañana de 2014, cuando jugando con mi niño y viendo una de sus huellas tan bien hecha y perfecta que la quise enmarcar y agregar una mía, que entonces sentí la inspiración de renovarme como un ave fénix y aposté por abrir un nuevo blog, en Blogger, plataforma que me ha hecho crecer y aprender.

Inspiración para el logo original de mi blog íntimo

Aquí menciono que en mi transición temerosa por el fin apocalítico de Blogger, hasta cuenta había eliminado, y debido a los constantes reclamos a mi proveedor de hosting, rabiosamente había cancelado la cuenta a pesar de tener pagos 6 meses más, que no me devolvieron por cierto ni obtuve las copias de seguridad.

Por suerte, mi contenido lo conservaba, porque siempre fue mío, nunca de Google.

Y este fue un poco de mi historia Blogger - WP - Blogger, de un proyecto tan valioso para mí, que si bien ya no está online por temas de privacidad y seguridad, me dio tantas alegrías a pesar de los sinsabores de una migración costosa e innecesaria.


Mitos que pueden costarte si los crees

1. Tu blog, y por tanto tu contenido, es de Google, no tuyo.

Pues es una verdad a medias, ya que Google es tu hosting, gratuito, pero sigue siendo un hosting. Y según mi propia experiencia, aunque pagues por el hosting, si no haces copias de seguridad constantes, puedes perder tu blog en caso de que el servicio caiga o cierre o te lo nieguen.

Entonces, si llevas controladas las copias de seguridad de contenido y de diseño (son copias separadas) en Blogger, evidentemente son de TU PROPIEDAD, no de Google, ni de tu proveedor de hosting.


2. Google cerrará tu blog (o la plataforma misma) en cualquier momento.

Sin duda, el peor de todos los mitos, el más alarmista y con el que más captan a ingenuos como esta servidora.

Cierto es que Google en 2013 cerró un servicio a pesar de que muchos usuarios no estuvieron de acuerdo, pero si ésta es la excusa, la solución es sencilla. En caso de cierre de Blogger, Google haría igual que con Reader, anunciaría con antelación y en ese supuesto tendrías oportunidad de migrar a la plataforma que más te convenga, Wordpress no es la única opción.

Y si el temor es que tu blog desaparezca de un momento a otro, revisa bien las Condiciones de Servicio de Blogger, para evitar incumplirlas ya que esta es la principal razón de eliminación de blogs (aunque primero te bloquean y debes contactarles).

La otra razón, serían constantes denuncias de violación de derechos de autor, y para esto Google tiene políticas muy buenas, donde revisan una por una las solicitudes antes de eliminar. Por tanto, ni aunque tengas haters, tu blog desaparecería en un tristás, eso lleva un burocrático proceso.


3. Blogger sólo es para aficionados, para quienes sólo quieran un hobby.

¿En serio? ¿Es la plataforma escogida un determinante sobre la profesionalidad de un proyecto y su gestor? Este es otro mito hiriente, y más cuando la opinión viene acompañada de 'te recomiendo este hosting para tu proyecto profesional que sólo lo será si usas Wordpress' junto a un enlace de afiliado.

Ahora, aquí quiero aclarar que reconozco que existen proyectos que sí o sí requieren herramientas que en Blogger no es posible o no es tan sencillo conseguir. Pero no es por cuestión de profesionalidad, sino de eficacia y practicidad. Y por cierto, hay vida más allá de Wordpress aunque te lo quieran meter entre ceja y ceja.

También está el tema de la inversión. Por supuesto que hay que invertir en un proyecto que consideramos profesional, pero claro está hay que saber en qué invertir, cuándo y porqué. No es tu factura de hosting la que dirá que tan comprometido estás en el proyecto.


4. Los blogs en Blogger no consiguen un aspecto personalizado y menos profesional.

Me he topado infinidad de ocasiones con sitios alojados en Wordpress que dejan mucho que desear en cuanto a aspecto, lucen descuidados, con temas inadecuados, con un diseño para nada bien ejecutado por decir lo menos.

Otros, tienen personalizaciones básicas, que casi que puedes decir 'este tema o este framework usa' sin tener que leer el footer. Y aún así, sus escritos y su compromiso son sin duda profesionales, aunque su imagen no lo refleje.

También escucho de que en Blogger sólo se puede tener el aspecto básico de un blog, y esto por supuesto que depende de la plantilla escogida, ahora hay mucha oferta de temas desarrollados para Blogger, alguno con base en temas populares de Wordpress, y otros hechos a medida (ejemmm, puedes contactarme si esta idea te interesa).

Esto, lo de no tener un aspecto único o profesional, sucede en cualquier plataforma, por lo que reitero que decir 'profesional' no lo determina tan sólo estar en Wordpress como quieren achacarlo, es un conjunto de condiciones, entre compromiso del gestor, entre el contenido y sí, entre el diseño y usabilidad del sitio.


5. Blogger te limita en SEO

Ufffff, aquí hasta me rio según el autor que lea. Algunos basan toda su crítica en no poder eliminar la fecha de la URL en Blogger, según porque es mejor no mostrarla. Sí que es mejor, pero para ellos reeditar post caducos y mostrarlos como lo más actual. Y en ocasiones ni esto lo hacen bien, basta una lectura concienzuda para notar que tan viejo es el post.

Prefiero como lectora saber que por quien me tomo el tiempo de leer, escribió algo que realmente es actual, sobretodo cuando da consejos de marketing o diseño, cosas que varían con los años. Ni siquiera el SEO es igual que hace dos o tres años, ahora los buscadores toman en cuenta detalles que antes no.

Otro detalle es que literalmente dicen 'con Wordpress basta con instalar x plugin y te olvidas del SEO' olvidando que plugin equivale a código, y demasiado código puede generar conflictos en el rendimiento, algo que los robots toman mucho en cuenta. Nada más frustante que un sitio que demora en cargar, y no, no basta con un plugin más para arreglarlo.

Ahora, experta en SEO no soy, me limito a mantener un buen marcado, un sitio optimizado y claro está, de vez en cuando me leo algo del tema. Lo que sí sé es que si tu contenido no es bueno, si no te preocupas por identificar tus palabras claves para que los lectores te localicen al menos, no importa la plataforma y sus agregados.


6. Blogger limita tus posibilidades de emprender

Me ha tocado leer a 'conocedores del tema' venderte que si quieres emprender sí o sí requieres Wordpress para poder montarte una tienda si vendes productos, o una academia si das cursos online.

Para a los pocos meses ver que te quieren vender la idea de lo genial que es una plataforma self-hosted (como la popular Invanto), sin olvidar el enlace de afiliado, para montar aquello que decían que harías con Wordpress en tu servidor alquilado, porque tuyo no es, y por el que pagas mensualmente para al final solamente tener un sitio básico.

Blogger NO te limita, son esas personas que buscan exprimir tus posibilidades las que te limitan y guían a una plataforma que puede ser que no es realmente lo que necesites, sólo para vender servicios y productos enlazados al mayor mito de todos:

Éxito = Wordpress

- - -

Y estos son los mitos con los que más me he topado a lo largo de estos años, y algunos fueron los causantes de mi decepcionante episodio en Wordpress, no por la plataforma pues esta tiene muchísimo que ofrecer, sino porque no era lo que realmente yo requería ni requiero en mis proyectos.





yo, cyball

Escrito por Cyball Ruiz

Creadora de ANMATT Studio donde encuentras recursos y consejos para tu espacio en Blogger.






Otros artículos...